Los Musicos (Fabula)

Un asno que en toda su vida habia hecho otra cosa que transportar mecancias, cuando llego a la vejez decidio cambiar de oficio y hacerse musico.  Asi pues, se puso en marcha por el camino que lleva a la ciuda…

El asno trotaba desde hacia rato cuando sus cascos rozaron a un viejo perro que jadeaba, extenuando, al borde del camino.

-Voy a la ciudad para ser musico.  ¿Vienes tu tambien?

-Es una buena idea- dijo el perro con un ladrido.

Se pusieron juntos en camino.  Y al poco se toparon con un gato triste.

-Vamos a la ciudad para ser musicos.  ¿Vienes con  nosotros?- le propuso el perro

-¿Por que no? maullo el gato y emprendio la marcha con ellos.

Pasaron por delante de una granja.   Encima de la verja habia un gallo que cantaba kikiriki.

-¿Cantarreando, eh, querido gallo? le dijo el asno.

Nosotros vamos a la ciudad porque queremos dedicarnos a la musica- dijo el gato.

¿No te gustaria…?

-¡Me gustaria!-exclamo el gallo, y se unio al tercero.

Este, que se habia convertido en cuarteto, llego al bosque…

Poco despues, todos estaban bajo la ventana iluminada de una casa.  Esta servia de guarida a una banda…

El asno se apoyo en el alfeizar de la ventana con las patas anteriores, el perro salto sobre el dorso del asno, el gato sobre el del perro y el gallo se monto en la cabeza del gato.  Luego, a una señal del asno, cada uno lanzo a pleno pulmon el propio grito y todos a la vez, el gallo con su kikirik, el gato maullando, el perro ladrando y el asno con con sus rebuznos, reventaron la ventana y entraron como una avalancha en la habitacion.

Ante aquel repentino ¡kikiriki-guau.guau.miau-¡h-oh!, y el correspondiente ¿revientacristales- plof-patapun!, los bandidos huyeron de alli aterrorizados como una exhalacion.

Y, a partir de aque momento, los cuatro aspirantes a musicos fueron dueños de una casa de las que solo se ven en los bosques de los alrededores de la ciudad, famosa tambien por haber erigido un monumento a sus cuatro musicos que nunca llegaron a serlo.

Alli estan, esculpidos el uno encima del otro, para recordar a la gente que la amistad y las ideas sencillas siempre acaban por vencer.

Hermanos Grimm. (Asaptacion).

Deja tu Comentario

comentarios