Moraleja El cuervo soberbio y los pavos reales

Unos pavos reales caminaban luciendo sus

vistosas plumas, cuando de pronto, un cuervo

los vio y se estremcio ante la hermosura de

aquellas aves.

Quiso lucir como ellos y aunque

sabia que los pavos reales no eran de su especie,

desprecio a los otros cuervos.

 

El cuervo vanidoso tomo las plumas

que estos habian dejado tiradas y se las

puso.  Luego, se acerco a los pavos reales

y empezo a lucir las plumas.   Los pavos

reales indignados, se las arrancaron

inmediatamente.

Lleno de verguenza, se aproximo a los

suyos, quienes tambien lo desterraron y

le dijeron:  “Si te hubieras alegrado de

vivir con nosotros, no hubieras pasado

la verguenza de ser excluido por los pavos

reales y ser despreciado por nosotros”.

Moraleja

Tu tienes cualidades muy valiosas, no desees ser

como los demas.

 

 

Esopo

Deja tu Comentario

comentarios