Fabula El Lobo y el Perro Flaco

Habia un hombre rico que tenia un rebaño de ovejas y un perro para su defensa, pero el hombre era condicioso y no le daba alimento al perro.

Un dia. se acerco un lobo y le dijo al perro: «¡Que flaco estas!  Para que tu amo te de alimento, deja que me lleve una oveja.  Luego, persigueme por un largo trecho y cae desmayado, como si te faltaran fuerzas».

El perro siguio el consejo del lobo y cuando lo corrio, cayo desmayado.   El amo vio esto y penso: «Seguramente, si estuviera bien nutrido, el perro hubiera alcanzado al lobo».  Entonces. el amo ordeno dar de comer al perro.

Pasado un tiempo regreso el lobo, pero vio que no le estaban dando suficiente comida al perro, entonces le recomendo:  «Para que tu amo aumente la racion de alimento, esta vez fingiremos que me das un golpepero debemos hacerle creer que aun te faltan fuerzas».

Al ver esta escena, el amo ordeno que le dieran carne y pan en abundancia al perro, quien disfruto de la comida hasta engordar en extremo.

El lobo vino por tercera vez y le pidio otra oveja como premio, pero el perro le respondio:  «Ya recibiste tu galardon dos veces, yo ahora estoy fuerte y si te corro, esta vez no escaparas».  Pero el lobo insistio y al perro no lo quedo otra que contarle: «En la bodega de la casa se cayo una pared, alli hay tocino, carne y pan, entra de noche con cuidado y antes de que amanezca, huye de alli».

Aquella noche, el lobo entro como le habia dicho el perro y disfruto del opiparo banquete hasta saciarse. Quedo tan lleno que se durmio y no se dio cuenta que llego el amo y acabo con su historia.

 

 

Moraleja

Toma en cuenta los

consejos que te den.

 

 

Esopo.

Deja tu Comentario

comentarios