Poema – El ogro y la música

Poemas cortos para niños

Un ogro grande muy grande
escuchó desde su cueva,
una música preciosa
y salió a bailar con ella.

Se divirtió tanto, tanto,
lo pasó tan bien, tan bien,
que cada vez que sonaba
feliz bailaba otra vez.

La música agradecida
también bailó con el ogro
y todos alrededor
los miraron con asombro.

Bailaron de día y noche,
nunca, nunca, se cansaron,
bailando, bailando mucho,
feliz su vida pasaron.

P/Marisa Alonso Santamaría

Deja tu Comentario

comentarios